Inicio de sesión
Comunicación
 

Cursos de Verano de la UIMP- El impacto 

territorial de la universidad


Se ha inaugurado el curso: “El Impacto Territorial de las Universidades”, dirigido por el Secretario General de Universidades, D. Juan María Vázquez, y por el Director General de Política Universitaria, D. Jorge Sainz, en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que se celebra entre los días 1 y 2 de septiembre.
La conferencia inaugural ha sido impartida por el presidente de Crue Universidades Españolas, D. Manuel J. López. En su exposición “La Función Social de las Universidades”, López ha repasado esta función esencial de la universidad desde cuatro ejes fundamentales, como son la misión de la universidad, la equidad e igualdad de oportunidades, la calidad y la territorialidad de las mismas.
Según el presidente de Crue Universidades, hablar de “misión de las universidades es  hablar de función social. Nuestra Ley Orgánica dice que la Universidad realiza el servicio público de la educación superior mediante la investigación, la docencia y el estudio”. Es precisamente esta vocación de servicio público la que lleva implícita la función social de la propia universidad. Eso sí, el presidente ha señalado que “para tener una voluntad de servicio social, de servicio público, hay que saber de qué recursos se dispone. En definitiva, de la capacidad de financiación”.
Por otro lado, ha subrayado que “no se puede entender función social sin equidad. Sin la igualdad de oportunidades”. En este sentido ha repasado los distintos modelos de tasas de los principales países, haciendo hincapié en cómo acompañan las políticas de ayudas al estudio a los distintos modelos de tasas de las matrículas universitarias.
En lo que a la calidad de las universidades o de los distintos sistemas universitarios se refiere, López ha destacado que existe una relación entre el porcentaje del PIB que se destina a I+D+i y el número de universidades posicionadas en los primeros 500 puestos mundiales del ranking de Shangai. Así, subraya que “España está en la zona que le corresponde en función de su PIB y del porcentaje de éste que destina a investigación”.
Finalmente, ha querido destacar que “no existe un conflicto entre globalidad y territorialidad de las universidades, sino que es un círculo virtuoso”, ya que con la vocación global de la universidades y su búsqueda por la excelencia y la competitividad internacional, se consigue un impacto en su territorio más inmediato.