Inicio de sesión
Comunicación
​​​​​Muere Manuel López, presidente de Crue Universidades Españolas (2013-2015)
  • ​Crue Universidades Españolas siente una enorme tristeza por el fallecimiento y quiere trasladar su más sentido pésame a todos sus familiares y a los compañeros y amigos que tuvieron la suerte de conocerle y compartir con él su pasión por la Universidad
  • El presidente de Crue Universidades Españolas, Roberto Fernández, subraya que Manuel López «ha sido un ejemplo para todos de cómo ser un magnífico rector y no sólo un Rector Magnífico» 
Manolo Lopez_alta 01.jpgMadrid, 19 de marzo de 2018. Nuestro compañero y amigo Manuel López, presidente de Crue Universidades Españolas (2013-2015) y rector de la Universidad de Zaragoza (2008-2016), falleció en Zaragoza el pasado domingo, 18 de marzo. La capilla ardiente ha quedado instalada este lunes, de 10 a 17 horas, en la Sala de autoridades del Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza (Plaza Basilio Paraíso, 4). Asimismo, esta tarde se oficiará un funeral a las 19 horas en la Iglesia de Santa Rafaela María (Vía Hispanidad, 61. Zaragoza). Crue Universidades Españolas siente una enorme tristeza por el fallecimiento de su presidente y quiere trasladar su más sentido pésame a todos sus familiares y a los compañeros y amigos que tuvieron la suerte de conocerle y compartir con él su pasión por la Universidad. 

Instituciones, partidos políticos y miembros de la comunidad universitaria se han sumado a las muestras de condolencia por el fallecimiento de Manuel López. El presidente de Crue Universidades Españolas, Roberto Fernández, ha subrayado que Manuel López «ha sido un ejemplo para todos de cómo ser un magnífico rector y no sólo un Rector Magnífico». El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, ha afirmado que «Manolo va a permanecer vivo siempre como uno de los mejores rectores que puede tener una universidad». El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha destacado el «carácter dialogante y conciliador» de Manuel López, al que ha definido como «un hombre de consenso que, aún en los momentos más complicados de la crisis económica, supo anteponer los intereses generales en beneficio de todos los universitarios españoles». El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, escribió en Twitter que Manuel López fue «un gran rector, un gran catedrático y un hombre bueno» que «sirvió mucho y bien a Aragón y a España».

Manuel López asumió la Presidencia de Crue Universidades Españolas en un momento especialmente complejo para la Educación Superior en España. Durante los años de crisis económica, planteó alternativas a los recortes a la financiación universitaria, a la merma de las cuantías de las becas generales y Erasmus y al incremento de las tasas. Sus iniciativas consiguieron una mayor visibilidad, reputación institucional y cohesión del Sistema Universitario Español. Impulsó la Oficina Europea Crue-CRUP (Conselho de Reitores das Universidades Portuguesas) y un profundo cambio en la imagen corporativa de Crue Universidades Españolas. 

Nacido en Melilla en 1946, Manuel López dedicó su vida laboral e investigadora al Sistema Universitario Español. Era doctor en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid –obtuvo el Premio Extraordinario de Doctorado en 1973– y catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Zaragoza. Estuvo al frente de la Dirección General de Enseñanza Superior del Gobierno de Aragón entre los años 2001 y 2003. En 2008, ganó las elecciones al Rectorado de la Universidad de Zaragoza, cargo que revalidó en 2012. Como investigador, su trabajo se centró en el ADN mitocondrial humano y, también, en el ámbito de las enfermedades raras. Publicó más de 140 artículos y participó en numerosos proyectos de investigación. 

Su valía y su dilatada trayectoria profesional le hicieron merecedor de numerosos reconocimientos. Crue Universidades Españolas le concedió la Medalla de Honor 2017, un homenaje en el que Manuel López destacó que «el conocimiento es un avance sin fin en el progreso de convivencia humana» y en el que apostó por buscar en este mundo globalizado «cuantas más alianzas mejor» porque ese es «nuestro futuro». El año pasado, el Gobierno de Aragón le otorgó el Premio Aragón, máxima distinción de la Comunidad Autónoma, por su «vocación de servicio público en diferentes ámbitos, su carácter conciliador y su reconocido compromiso con la educación, la investigación y la gestión como representante de la Universidad, dentro y fuera de la Comunidad». En octubre de 2016, el Consejo de Ministros le concedió la Encomienda con placa de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio «por su gran gestión y su labor en beneficio de la Educación en España».