Inicio de sesión
Comunicación

​«Las universidades estamos inmersas en un proceso muy competitivo por la búsqueda de la excelencia, pero no debemos olvidar nuestro sentido humano y humanista»

  • El presidente de Crue Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, ha participado en el primer encuentro interuniversitario del programa UniDiversidad de la Fundación ONCE, en el que se han analizado los retos y oportunidades de la incorporación de personas con discapacidad intelectual al mundo universitario
  • El secretario general de Universidades del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, José Manuel Pingarrón, ha destacado la importancia de mejorar la empleabilidad en este colectivo de estudiantes por su positivo impacto en su autonomía y autoestima
  • Al finalizar las dos primeras ediciones de este programa inclusivo, un total de 60 de los 551 participantes han sido contratados por las entidades o empresas en las que hicieron las prácticas
Madrid, 8 de octubre de 2019. El presidente de Crue Universidades Españolas, José Carlos Gómez Villamandos, ha participado en el primer encuentro interuniversitario del Programa UniDiversidad, en el que se han analizado los retos y oportunidades que supone para la sociedad la incorporación de personas con discapacidad intelectual al mundo universitario. El acto ha contado con la presencia del secretario general de Universidades del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, José Manuel Pingarrón; con el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso; con la directora de Programas con Universidades y Promoción del Talento Joven de Fundación ONCE, Isabel Martínez; con la decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla y portavoz de las direcciones académicas de los programas, Rosa Díaz; con la estudiante de la Universidad Miguel Hernández de Elche y representante del alumnado, Lidia Ortiz; y con Rocío Camacho, HR Manager Corporativos de España Meliá.

El presidente de Crue Universidades Españolas ha destacado en su intervención que, si bien las universidades están inmersas en un proceso muy competitivo en la búsqueda de la excelencia, «no debemos olvidar el sentido humano y humanista que es la esencia de la Universidad. Y programas como UniDiversidad nos ayudan a recordarlo». José Carlos Gómez Villamandos ha recordado también el esfuerzo que las universidades españolas están haciendo por «ser referentes para la sociedad en el apoyo y atención a la diversidad».

​Por su parte, el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso, se ha felicitado al inicio del acto por la elección del programa UniDiversidad por parte de la Comisión Europea como mejor programa en su ámbito y ha subrayado la importancia de proyectos como este en el que «se proporcionan experiencias inclusivas dentro de la vida universitaria que enriquecen a los estudiantes con discapacidad y a la propia Universidad».

La estudiante de la Universidad Miguel Hernández de Elche y representante del alumnado ha dirigido al auditorio unas emotivas palabras en las que afirmó que «para alcanzar un sueño no se sigue el camino del miedo, sino el de la fortaleza. Alcanzarlo está en vuestra mano, y por eso es tan importante la formación», ha asegurado Lidia Ortiz.

El secretario general de Universidades ha cerrado el acto animando a todos a seguir manteniendo la colaboración con estos programas inclusivos con el objetivo de mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad, «que es extremadamente importante porque conlleva los beneficios de autonomía y autoestima», ha concluido José Manuel Pingarrón.

Experiencia formativa de éxito

UniDiversidad es una iniciativa impulsada por Fundación ONCE con el apoyo del Fondo Social Europeo para mejorar la formación y el acceso al empleo de los jóvenes con discapacidad intelectual, que representan un 40% de toda la juventud con discapacidad y que tienen mayores dificultades a la hora de encontrar trabajo. El programa se propone también dar a este colectivo la oportunidad de vivir el ambiente universitario.

Desde que se inició, en el curso 2017-2018, ya han pasado por él cerca de novecientos alumnos con discapacidad intelectual inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil. En esta edición participan un total de 23 universidades, ocho más que en la primera, y unos 350 estudiantes.

La mayoría de los jóvenes con discapacidad salen del sistema educativo con baja autoestima y un balance educativo de fracaso, según la Fundación ONCE. Las universidades están consiguiendo a través de programas como UniDiversidad revertir esta situación y ofrecerles una experiencia formativa de éxito, además de ayudarles a mejorar su proceso de autonomía personal y profesional. 

El objetivo principal de este programa es implicar a las universidades, como agentes decisivos en la inclusión social, en la formación de jóvenes con discapacidad intelectual, cuyo acceso a la Educación Superior resulta aún insignificante. Solo entre el 5 y 6% de las personas con discapacidad tienen estudios universitarios hoy en España, a pesar de que la Estrategia Europea 2020 habla de un horizonte del 40%. Las personas con discapacidad solo están representadas en un 1,7% en los estudios universitarios de Grado y el porcentaje es aún inferior cuando hablamos de estudiantes de Máster, posgrados o Doctorado. Para mejorar el diagnóstico de la inclusión de estos estudiantes en la Universidad, Crue Universidades Españolas firmó el pasado año un convenio con la Fundación ONCE para incluir en su informe anual «La Universidad Española en Cifras» indicadores sobre discapacidad.

Los proyectos de UniDiversidad estarán enfocados a la preparación laboral de las personas con discapacidad intelectual, estructurada en materias o asignaturas funcionales, humanísticas y profesionales, complementadas con actividades extracurriculares en el Campus, actividades compartidas con estudiantes universitarios de carreras oficiales y otras actuaciones. Las universidades participantes en esta iniciativa incluyen en sus programas formativos un periodo de prácticas en los campus o en empresas externas ordinarias, que se plantean en la modalidad de empleo con apoyo, para lo que los estudiantes cuentan con preparadores laborales.

Al finalizar las dos primeras ediciones, un total de 60 de los 551 participantes fueron contratados por las entidades o empresas en las que hicieron las prácticas.