Inicio de sesión
Comunicación

​​​Valoración del Proyecto de los Presupuestos Generales del Estado 2019: Becas y ayudas

  • Se produce un avance positivo en términos cuantitativos, aunque la dotación del programa de becas y ayudas al estudio todavía sigue siendo insuficiente y la gestión de la política debe ser revisada en su conjunto
Madrid, 18 de enero de 2019. El proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2019 dota al Programa de becas y ayudas a estudiantes, con 1.320 millones de euros. De esta manera, el presupuesto destinado a Becas y ayudas a estudiantes se incrementa un 10,2 % (150 millones de euros más) con respecto al año anterior, alcanzándose la dotación más alta de la reciente serie histórica.

                              pge becas web.png

Según recogen los PGE 2019, el Gobierno se comprometa a “que se aumentará la inversión en becas y ayudas al estudio y se revisará el modelo, para hacerlo más justo y más equitativo, con la participación de todos los agentes de la comunidad educativa. Se incorporará un procedimiento más rápido y flexible de solicitud y concesión y se analizará cómo mejorar el impacto de las becas” para “que se convierta en una auténtica garantía del ejercicio del derecho fundamental a la Educación y de equidad del Sistema Educativo Español”.​

Por tanto, la revisión del modelo, junto con el aumento de la financiación, deben llevarse a cabo para poder conseguir un sistema de becas y ayudas que garantice una verdadera igualdad de oportunidades a los estudiantes, así como la suficiencia financiera de los mismos. Desde el curso académico 2011/12 hasta 2016/17, el número de becarios en estudios de Grado y Máster en las universidades públicas presenciales ha crecido un 7,9%, mientras que la financiación media por  becario ha pasado de 3.247€ a 2.648€; lo que supone un decrecimiento del 24,6% (La Universidad Española en Cifras, 2018. Crue Universidades españolas), queda, por tanto, un considerable esfuerzo presupuestario que realizar para permitir que las ayudas medias por estudiante recuperen el nivel de 2011.

Adicionalmente, garantizar la igualdad de oportunidades, es decir, que las condiciones de renta familiar de los estudiantes no condicionen la opción de los mismos por la enseñanza superior, requeriría que la dotación presupuestada en 2019 se duplicará en el medio plazo. Eso permitiría homologar los programas de becas y ayudas al estudio de España a los del resto de los países de la Eurozona y la OCDE.
Por otro lado, resulta urgente modificar la gestión de la política de Becas. A tal efecto, Crue Universidades españolas ha presentado propuestas concretas dirigidas a revertir las modificaciones introducidas en la etapa anterior, considerando que es necesario actuar sobre los siguientes ámbitos:

  1. De carácter académico. La calificación académica no puede ser una exclusión para acceder, permanecer y optar a las ayudas en los estudios universitarios, con requisitos académicos diferentes a los que operan para los alumnos que no solicitan la condición de becario.
  2. De carácter económico. De manera urgente, se deberá revisar al alza los importes monetarios de las ayudas destinadas a los becarios con menor capacidad económica (umbral 1), situándolos, en una primera etapa en los niveles alcanzados en el año anterior al cambio, es decir en 3.500 euros en la modalidad de renta/salario, para posteriormente avanzar hasta lograr equiparar la dotación de esta beca con el importe del IPREM.
  3. De carácter estructural. Es necesario abandonar el sistema actual de asignación de los importes de las becas: fija y variable, tanto por la demora e incertidumbre que implica el proceso de selección y determinación individual de los importes finales a percibir por cada becario, como por el efecto regresivo que se genera al asignar más del 50% del total de las dotaciones destinadas a los alumnos atendiendo a la ponderación de la capacidad económica y académica de los becarios. Conocer la existencia de ayudas públicas con suficiente dotación económica es la principal garantía de que el alumno, así como su familia, no encuentre limitaciones que puedan disuadirlo para prolongar su desarrollo educativo.
  4. Umbrales de renta familiar. Es preciso que las referencias monetarias que se establecen para fijar las rentas familiares que definen cada uno de los diferentes umbrales que permiten a acceder a las distintas modalidades de ayudas se actualicen anualmente con los valores del IPREM. No es aceptable que los valores de referencia no se hayan modificado desde prácticamente su aprobación en el año 2004, generando una minoración del 13,5% con relación al valor actualizado que se sitúa en 15.792 € para el año 2016.​